La Provincia de Toledo

Provincia de Toledo

   La provincia de Toledo está situada en el centro peninsular, en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha , de la que es capital.

   Tiene forma alargada, y sus 170 km. de este a oeste, 73 km. de norte a sur, y un perímetro de 848 km., la convierten en una de las mayores provincias del país.

   La provincia de Toledo está atravesada, de este a oeste, por el río Tajo, que la divide en dos regiones bien diferenciadas: la mitad norte, llana y con características típicas de la meseta, está formada por la Sierra de San Vicente, del Sistema Central; y la mitad sur, ocupada por los Montes de Toledo, que marcan el límite con la provincia de Ciudad Real, y de la Sierra de Altamira , límite con la de Cáceres, con tan solo el extremo oriental llano.

   Entre éstas dos zonas se abre el valle del Tajo. Se trata de una llanura poco desarrollada, en la cual se encuentra, generalmente, encajado el río Tajo. Cabe destacar como principales núcleos de población a orillas del Tajo a Talavera de la Reina, Puente del Arzobispo y Malpica. Sus afluentes más inportantes dentro de la provincia de Toledo son: por el margen derecho los ríos Guadarrama y Alberche, procedentes de Madrid, y el Tiétar , procedente de Ávila; y entre los del margen izquierdo ríos como el Riánsares, Algodor y un gran número de arroyos que bajan de los montes como el Torcón y el Guajaráz.

   Todos éstos ríos gozan de una importante vegetación en su entorno, lo cual concede a la provincia un aspecto paisajístico importante. Además cuentan con un buen número de embalses para el aprovechamiento de sus aguas, tanto para el regadío como para el abastecimiento de la población. Entre dichos embalses merecen mención especial los de Castrejón, Guajaraz, Torcón, Cazalegas, Portiñas, Rosarito, Navalcán, Finisterre, Cíjara, etc...