Otros Puntos de Interés

Camino Viejo de Mejorada a Talavera

   El Camino Viejo de Mejorada a Talavera está aproximadamente a unos 200 m. al Noroeste de la actual carretera de Talavera a Mejorada (CM-9512). Se trata de una zona de monte bajo en donde predominan los chaparros, matorral y pastos.

   Se trata de un camino empedrado a base de lajas de tranito de tamaño medio y grande que en la actualidad conserva algunos tramos en buen estado, aunque en otas partes el camino se ha perdido debido al abandono y la erosión de las escorrentías. En algunos tramos se realizaron plataformas de ensanche y muros de contención con grandes bloques; también pueden encontrarse tramos con cunetas laterales para desagües y alcantarillas que salvan regueros y pequeños arroyos.

   Merece especial interés los tramos del camino en los que el empedrado se conserva en buen estado puesto que se trata de una interesante muestra de la construcción caminera de la zona.

Fuente la Mora

   Se encuentra en una colada al Oeste del Camino Viejo de Mejorada a Talavera, a unos 500 m. al Sur del Castillo y unos 60 m. al Norte del cerro de la Atalaya.

   La Fuente la Mora puede encuadrarse, cronológicamente, en el Bajo Medieval. Es una fuente cubierta, de bóveda semicircular, pretil de piedra de 0,80 m. de largo y 0,40 m. de altura, y un desagüe en la base. Mide 1,50 m. desde el remate superior hasta el pretil, 0,50 m. desde la clave del arco al pretil. Tiene una profundidad aproximada de 1,70 m. desde la bóveda hasta el fondo del pozo.

   Frente a la Fuente la Mora se encuentra una pila toscamente tallada en un bloque de granito.

Puente del Arroyo de la Zafra

Puente del Arroyo de la Zafra

   Se trata de un puentecillo situado en el cruce del Camino Viejo de Mejorada a Talavera sobre el Arroyo de la Zafra. Está dispuesto en sentido Noroeste-Sureste, al Sur del cerro de la Atalaya y aproximadamente a un kilómetro del casco urbano.

   En lo referente a sus características arquitectónicas el puente consta de un único ojo construido en sillería granítica, tiene una longitud aproximada de 8 m. y un ancho de 2 m. en la calzada del tablero. El pretil está construido con grandes lajas de piedra de 1 m. de longitud cada una, en las que aún se conservan las grapas para la unión de los bloques. Dicho pretil tiene una altura de 0,75 m. y 0,25 m. de ancho. El puente se encuentra bastante deteriorado y abandonado en la actualidad, conservando en pie unos 4 m. del mismo.

   Cronológicamente, por su traza y elementos constructivos, el puente del arroyo de la Zafra es una obra bajomedieval, en la que se han llevado a cabo algunas reparaciones a lo largo de su historia como puede observarse en algunas inscripciones que se conservan en una de sus lajas.